Comprar vivienda ante notario

Adquirir una vivienda suele ser la inversión más grande que la mayoría harán durante sus vidas. Además del asunto monetario, existen una serie de requerimientos legales que pueden convertir todo en una experiencia desagradable. De ahí la importancia de una correcta asesoría legal. Las comercializadoras de energía como Gas natural Fenosa, no hacen parte de estre proceso.

El sistema español para adquirir propiedades se fundamenta en dos instituciones: el notario y el Registro de la propiedad. Comprar una vivienda ante notario es una de las vías legales más comunes para traspasar la titularidad de una propiedad en España.

Comprar una vivienda ante notario, respetando todos los tiempos, protocolos y requisitos legales, garantiza el respeto de las partes al contrato. Esto permite proteger a las partes mientras formalizan los acuerdos de compraventa.

Finalmente, comprar una vivienda ante notario le proporcionará una asesoría legal neutral, con pleno reconocimiento del sistema legal español. Y todo esto de forma gratuita.

Comprar vivienda notario

Consideraciones antes de la compra

Muchas de las propiedades que se encuentran en línea son administradas por agentes inmobiliarios. Si bien los agentes inmobiliarios pueden proporcionar información detallada sobre el área en la que estás interesado en adquirir vivienda, se recomienda acercarse a ellos con cierta precaución.

Sobre el mercado español

El mercado inmobiliario español está relativamente desregularizado, y existen agentes inmobiliarios inescrupulosos. En cualquier circunstancia recuerda que su asesoría, aunque útil, es interesada. Los agentes inmobiliarios son pagados por el vendedor y están tratando de vender la propiedad.

Esto significa que solo destacarán los aspectos positivos de la ubicación y del inmueble. De ninguna forma le brindarán detalles sobre ningún aspecto negativo. Evite realizar cualquier pago o de aceptar atajos para cerrar el contrato más rápido.

Algunos pueden proponerle hacer uso de sus conexiones particulares, pero es recomendable que encuentres asesoría legal por tu cuenta. Esto implica buscar un notario o un abogado experto en el tema.

El primero consejo que le darán será: Nunca firmes algo que no entiendas o en lo que no estés de acuerdo, aunque sea mínimamente.

Comprar vivienda notario

El proceso de compra

Como comprador, lo primero que hará cuando encuentre la casa apropiada será hacer una oferta al vendedor. Esto se puede hacer de forma directa, o a través de un agente inmobiliario. Si su oferta es aceptada, el siguiente paso será la firma de un contrato preliminar, de carácter privado, entre las partes.

En el mercado inmobiliario español este contrato preliminar puede acordarse según las condiciones que las partes establezcan. Este contrato tendrá validez hasta que las escrituras públicas de compra estén listas. Su notario puede asesorar la redacción de este contrato, aunque se trata de un contrato privado.

Allí se establece la intención del comprador de aceptar pagar tal precio en tales condiciones. Por la parte del vendedor se expresa la voluntad de transferir la propiedad en esas mismas condiciones.

Contrato de arras

En España es tradición basar este contrato preliminar en el contrato de arras. Este tipo de precontrato establece que el comprador debe depositar una parte del valor de la vivienda, con la cual se reserva el derecho a comprar la propiedad.

Esta cantidad, llamada depósito o anticipo, típicamente representa el 10% del precio acordado por el inmueble. Si el comprador se retracta de la compra antes de firmar las escrituras públicas, pierde este depósito a favor del vendedor.

Pero si es el vendedor el que se retracta de la venta, debe pagar al comprador un monto igual al depósito. El comprador recupera así el doble de lo que depositó.

Aunque es importante aclarar que pueden establecerse otro tipo de acuerdos, al tener presente que se trata de un contrato privado entre comprador y vendedor.

Requerimientos legales previos a la compra

Aunque no se requiera un notario para completar la venta, se recomienda usar sus servicios para garantizar un traspaso sin problemas del inmueble. La presencia de un notario casi siempre es un requisito para obtener una hipoteca.

Antes de la compra, revise las condiciones de la propiedad. No solo debe estar al tanto de las condiciones físicas generales, sino también de cualquier daño oculto, de la titularidad (y existencia) de los servicios públicos básicos (electricidad, gas, teléfono). También debe saber si sobre el inmueble existe alguna hipoteca previa.

Legalmente, el vendedor debe proporcionarle toda esta información. Además, es el responsable de cualquier defecto oculto en la propiedad. Pero en la práctica es muy difícil obtener una compensación posterior, además de ser un proceso largo y costoso.

Existen empresas y particulares que pueden realizar todas estas verificaciones por cuenta suya. Es preferible que todo este proceso se realice antes de pagar el depósito o, en última instancia, como una condición necesaria para pagar la suma completa.

¿Qué ocurre si hay una hipoteca previa?

Según la legislación española, cualquier deuda o hipoteca vinculada a un inmueble se traspasa al nuevo propietario cuando compra la propiedad. De ahí la importancia de asegurarse del estado de la vivienda. Si existen hipotecas, estas deben constar en cualquier acuerdo entre las partes.

Obtener una hipoteca para comprar la vivienda

Una vez que el banco tiene una copia del contrato preliminar, contratará a un tasador. Este realizará una evaluación de las condiciones del inmueble y determinará un valor. Es importante que entienda que el valor que le dará el banco y el precio de compra no suelen coincidir.

El tasador es un arquitecto con una licencia para ejercer como tal. Así que puede usar los servicios de un tasador para realizar la inspección de las condiciones físicas que le sugeríamos en el punto anterior.

El banco le dará un préstamo que será equivalente a un porcentaje de este valor tasado. Cuando se cierre la transacción, el costo de la tasación lo pagará el comprador.

Cerrando la transacción

El traspaso de la propiedad debe certificarse ante un notario. Cuando las escrituras públicas de compraventa están listas, las partes deben dar se aprobación a las mismas. Se realizará una lectura de la misma ante notario para asegurarse de este punto.

Para cerrar la compra deben presentarse una serie de requisitos. Entre estos tenemos:

  • Pruebas de la identidad de ambas partes (o un poder notariado para que terceros puedan hacerlo).
  • Título de propiedad del inmueble (que lo emite el Registro de la Propiedad).
  • El pago del comprador.

Las partes entonces firman el contrato de compraventa, que es un documento público. El notario sella el trato con su firma protocolizada y la transacción ya puede pagar impuestos.

Impuestos y el día después

Tendrá un plazo máximo de 30 días hábiles desde la fecha de firma de la escritura, para abonar los impuestos ante la Comunidad Autónoma. Si la propiedad es nueva, debe pagar un Impuesto al Valor Agregado de entre 6 y 10% el precio de la propiedad.

Si se trata de una vivienda preexistente, debe pagarse el Impuesto de Transferencia de Propiedad, que oscila entre 5 y 10% del valor del inmueble.

Los costos notariales, de registro y el impuesto de escritura oscilan entre el 1% y 2% del valor de la vivienda.

Una vez que el cierre está hecho, el trabajo de seguimiento consiste asegurarse de que los servicios públicos estén en orden. Debe cambiar la titularidad de los servicios de luz, gas y agua potable. Esto puede hacerse, en la mayoría de los casos, de forma online o telefónicamente.

Si quieres más información sobre este tema, puedes hacer clic aquí o accediendo a esta página.