Pago para comprar una vivienda

Adquirir un nuevo inmueble es una transacción que, por lo general, realizamos con todo el placer y la satisfacción personal más grande. Sin embargo, es poco común que se tome en cuenta el pago para comprar una vivienda, si no es hasta que llega el día en el que procedemos a realizarlo.

La forma de llevar a cabo el proceso de adquisición de una casa con éxito, requiere de presupuestar en primer lugar, el pago para comprar una vivienda. Básicamente porque según la normativa actual, deben costearse algunos montos de dinero extra debido a la transacción comercial del ramo de los bienes raíces.

Uno de los aspectos más importantes del pago para comprar una vivienda es la cancelación del impuesto o IVA por la transacción comercial que, generalmente, la mayoría de las personas desconoce.

Además de los costes por la adquisición de la vivienda que debes pagar al propietario, también debes pagar un aproximado del 10 o 12% de IVA sobre el monto de venta de la casa. Por lo que es necesario presupuestar todos estos aspectos antes de tomar cualquier tipo de decisión. A el precio de la vivienda hay que incluir el precio de la energía, por eso es importante elegir una compañía de luz y gas que sea barata.

Comprar vivienda Pago, registro de la propiedad, compra de inmueble

El método de pago

En la actualidad existe una gran diversidad de formas en las que puedes pagar tu vivienda con facilidad sin necesidad de requerir un gran número de billetes. Lo esencial es que acuerdes con el propietario el tipo de método para pagarle que le resulte más factible.

Sin embargo, básicamente la modalidad de pago al contado continúa siendo la metodología más frecuente utilizada por los compradores al adquirir una nueva vivienda. Debido a que de esta manera la transacción se realiza ágilmente y sin necesidad de demasiado papeleo. Se utilizan cheques, dinero en efectivo, trasferencias bancarias o cambios por otros bienes de valor.

Por otro lado, el préstamo bancario se presenta como la solución más factible para lograr pagar tu vivienda. Las entidades financieras realizan un estudio a cada solicitante de crédito hipotecario en la cual evalúan su capacidad de pago, edad y pretensión monetaria. Generalmente ofrecen hasta 40 años para pagarlo y brindan hasta un 80% del coste de la vivienda.

Y, por último, la subrogación hipotecaria, mediante la cual se realiza un traspaso en la titularidad de la deuda con el crédito del banco por la casa y el nuevo propietario adquiere todos los derechos sobre el pago de la misma, es decir, la cancelación de las cuotas siguientes.

Consejos para adquisición de una hipoteca

Cuando se utilizan las entidades bancarias como el método de pago para la compra de un inmueble, es necesario mantener siempre en cuenta que es una deuda que debemos cancelar a toda costa para evitar contratiempos a futuro.

Los bancos cuentan con la autorización para realizar el embargo de tus bienes e incluso de tu propia vivienda, en el caso de que no realices los pagos de tus cuotas hipotecarias en los lapsos de tiempo estipulados.

Por lo que el principal y primordial consejo es que para tomar esta decisión, siempre mantengas en cuenta la responsabilidad que debes tener para cancelar los costes de tu crédito. Debido a que de lo contrario, resultará en un grave problema.

Seleccionar el vendedor

El pago de una vivienda depende directamente de la persona o empresa que decidas elegir para realizar la transacción. Dependerá de cada uno de estos vendedores definir el precio de la casa y los métodos de pago que se encuentran dispuestos a aceptar.

Generalmente, los vendedores particulares ofrecen costes más bajos en la vivienda debido a que suele tratarse del mismo propietario y el trato es directo. Sin embargo, en algunas ocasiones la falta de asesoramiento y experiencia puede jugar en contra y resultar contraproducente.

Por otro lado, se encuentran las inmobiliarias. Estas empresas se encargan de recopilar y mantener toda la información de la vivienda para hacer de tu adquisición un proceso más simple. La guía de un profesional es recomendable cuando buscas realizar todo de forma correcta.

El mejor intermediario para comprar una vivienda

A pesar de que adquirir una vivienda por tus propios méritos puede considerarse mucho mejor, es importante recordar que existen algunos aspectos que seguramente desconoces como el tema de impuestos, servicios o el registro de la titularidad de la vivienda.

Es por tal motivo que los promotores, las inmobiliarias y los bancos son intermediarios perfectos para adquirir una nueva casa. Básicamente porque estas entidades cuentan con la capacidad de recopilar la información necesaria sobre el inmueble para entregarte todo listo y que tu única responsabilidad sea pagar.

Registro de la propiedad

Cualquier vivienda que decidas adquirir debe contar con una documentación almacenada en los establecimientos gubernamentales dispuestos a registrar la titularidad de cada domicilio. Por lo que en las cercanías del lugar en donde se encuentre la casa debe encontrarse un registro, en donde puedes solicitar dichos documentos.

Solicitar esta información te permite verificar en primer plano la información sobre el titular de la vivienda además de que quien residía en ella haya mantenido la documentación reglamentaria exigida por la normativa actual.

Este tipo de transacciones mantienen un coste que se encuentra oscilando entre los 9 y 20 euros, dependiendo de la rapidez que deba emplear el gestor para emitir la documentación solicitada y consignarla.

La firma de la escritura de propiedad

El acto de firma de la titularidad de la vivienda corresponde a la acción esencial de compra y venta entre el propietario anterior y el nuevo. Para el mismo, puedes elegir el notario de tu preferencia para que se encargue de legitimar la transacción y dar fe de su legalidad.

Generalmente las escrituras contemplan las cargas de la vivienda, su descripción, el precio pautado, el método de pago, el impuesto aplicable y los gastos en reparto por la adquisición.

Es recomendable que este documento lo mantengas en resguardo con el certificado de eficiencia energética y la demás documentación que has recibido para agilizar cualquier otro tipo de actividad futura que integre la vivienda.

Finalmente, recuerda que debes cambiar la titularidad de los servicios lo antes posible. Si no sabes cuales son los pasos que seguir, a través de esta página te lo contamos todo.

Puedes ver más en el vídeo: