Derecho arrendatario gas: lo que necesitas saber

Cuando alquilas un nuevo lugar son numerosas las dudas que se generan acerca de las responsabilidades que tienen el inquilino y el arrendador, y es por ello por lo que hoy te hablaremos acerca del derecho de arrendatario sobre el gas.

Son diversas las cosas que se deben encargar cada uno, en este caso sobre todo con el gas que es uno de los suministros más necesarios en el hogar y es por ello por lo que el derecho de arrendatario sobre el gas es tan importante.

Se debe entender que es el arrendatario quien hará uso de los numerosos servicios dentro del inmueble y debido a esto te diremos todo lo que debes saber respecto al tema para que tengas claro todo lo relacionado al mismo. Sin embargo, también puede interesarte leer sobre el derecho a una vivienda decente y la tregua invernal, así como los derechos en caso de obras.

Derecho arrendatario gas

Derecho de arrendatario

Una vez adquieres un alquiler o arrendamiento, este trae consigo un contrato que te expone los derechos que tienes sobre el inmueble por ocuparlo durante un tiempo estimado. En este tiempo serás el encargado de cancelar por su uso y todo lo que en este converge.

Es necesario que se estipule en dicho contrato cada una de las responsabilidades que se deben cumplir, como es el caso del pago del arriendo, los servicios o el cuidado del inmueble que representan los temas fundamentales en este ámbito.

Gas

El gas es uno de los servicios fundamentales y básicos que debe tener una vivienda ya que sin este no seriamos capaces de realizar algunas actividades. El uso más común del mismo deriva en la calefacción, que es la encargada de mantener la temperatura adecuada en las épocas más frías del año. Por otro lado, está el uso del gas doméstico, que es necesario para cocinar los alimentos del día a día y también se puede usar para obtener agua caliente en la vivienda.

Esta es una de las opciones más baratas del mercado y es por ello por lo que su uso no es tan alto como el del suministro eléctrico. España se caracteriza por ser uno de los grandes importadores de gas natural en el mundo entero. Su uso representa un cambio en la naturaleza de la energía ya que es a pesar de ser un combustible fósil, es una de las más limpias por la poca contaminación que produce.

Con este también se puede llevar el suministro energético y es que tiene la capacidad de producir energía lo que lo vuelve una sustancia versátil que es necesario tener en el hogar y es por ello por lo que el inquilino debe saber todo lo competente al mismo.

Derecho arrendatario gas

Cambio de titularidad

Ahora bien, el inquilino es el principal responsable de todo lo que puede pasar en el inmueble ya que es la persona que está haciendo uso de sus instalaciones y es por ello por lo que una vez ingrese a la vivienda es necesario y obligatorio que realice un cambio de titularidad. Por lo general esto y debe ser consultado con el propietario, pero no es algo a lo que se pueda negar.

Llevar a cabo esta actividad no es más que una seguridad por parte de la persona que allí reside pues es el que está al tanto de primera mano de todos los pormenores del hogar. Esto también es necesario pues la comercializadora debe tener sus datos en caso de cualquier inconveniente, fuga o para irregularidades con el suministro. Lo mismo sucede si se desea reclamar frente a algún consumo que nos parezca extraño y si la persona adecuada no sale como titular no podrá manejar dicha información.

Tarifas

Otro de los aspectos relevantes en los que puede actuar el inquilino es en el cambio de las tarifas pues puede que el servicio que ya esté instalado en el domicilio no se adapte a las necesidades del nuevo inquilino.

Esto va de la mano con el cambio de titularidad y es que sin ello se debe hacer el trámite con el propietario y no es algo recomendable pues la persona encargada de la vivienda en ese momento es el inquilino. Es necesario conocer de antemano lo que se desea hacer, por ello se debe estudiar la potencia requerida.

Los electrodomésticos que se posean en el hogar deben estudiarse con cuidado, así como el consumo de energía, ya sea en caso de calefacción, agua caliente o gas doméstico. Una vez se haya estudiado el contrato poseído con la comercializadora, te puedes dirigir a la central o hacer el cambio vía telefónica.

Por lo general estas comercializadoras tienen planes especiales para sus clientes que están adaptados a ciertas necesidades. La mayoría de estos son por discriminación horaria, es decir que tienen un horario establecido donde se puede hacer uso del servicio sin tener que pagar grandes cantidades de dinero. Por ello es vital establecer comunicación con la empresa y ellos nos darán respuesta ante este tipo de problemas.

Derecho inquilino renovación

Los inquilinos deben realizar ciertas reparaciones siempre y cuando las averías sucedan dentro de su contrato, pues no tiene mucho sentido realizarlas cuando sucedieron tiempo antes. Si este problema fue causado por la persona es necesario que se asuma como al para evitar inconvenientes.

Pero si son cosas que escapan de sus manos es necesario que el propietario se haga cargo del problema pues este debe encargarse de que la vivienda haya sido recibida de forma óptima y sin ningún problema en la estructura.

¿Quién paga qué?

Hay que establecer entre el propietario y el arrendatario lo que debe pagar cada uno. Todos los aspectos que estaban pendientes antes de que alquilaras deben ser cancelados por el arrendatario, como reparaciones, dar de alta algún suministro en el caso que los mismos no estuvieran en la vivienda.

El inquilino solo se debe de encargar de las cosas una vez este dentro de la vivienda y haya firmado el contrato con las especificaciones pertinentes. Este debe asumir la deuda de los servicios consumidos, reparaciones en caso de avería y el alquiler.

Para más información puedes hacer clic aquí o visitar este sitio.