Preaviso para salir de una vivienda antigua

¿Existe la posibilidad de irse de una vivienda en alquiler antes de que finalice el contrato? Esa es una de las primeras dudas que nos surgen cuando se vive en un lugar bajo alquiler y se quiere terminar el contrato por cualquier circunstancia. Debido a esto tienden a surgir numerosas dudas para realizar este proceso, y es por ello por lo que hoy hablaremos sobre salir de una vivienda antigua y el preaviso.

Al salir de un inmueble bajo contrato es necesario realizar una serie de trámites que no todos los inquilinos conocen y que el arrendador debe especificar muy bien. El preaviso es una de las cuestiones menos atendidas y a la que más relevancia debería tener, ya que este determina la finalización de los acuerdos.

Es por esto por lo que te vamos a explicar todo lo que debes saber para salir de una vivienda antigua y el preaviso que se tiene que realizar para evitar mayores inconvenientes que pueden terminar en temas legales.

Salir vivienda antigua preaviso

Terminar el alquiler

Terminar el alquiler parece un proceso sencillo, pero no lo es ya que, aunque no lo crean, hay estipulaciones legales involucradas que pueden determinar lo que tienes que hacer para salir de una vivienda antigua y dar el preaviso está estipulado en ellas.

Son numerosas las razones que puedan levar a una persona a querer finalizar el contrato de arrendamiento antes de tiempo, ya sea por razones laborales o personales, pero esto no se puede hacer de la noche a la mañana.

Previso

Salir de una vivienda antigua y dar el preaviso es una de las cosas fundamentales, pues le estarás avisando al arrendador con antelación que deberás abandonar antes de tiempo el inmueble. Este debe realizarse 30 días antes de acuerdo a lo estipulado con la Ley de Arrendamientos Urbanos, por lo que debes planificar todo lo relacionado con este tema. No hacerlo puede generar consecuencias por lo que se recomienda tomar las previsiones necesarias.

Qué se debe hacer

Lo primero que debes hacer es verificar el tiempo que se ha establecido en el documento pues en mucha ocasiones se llega a un acuerdo particular la duración del contrato entre el arrendador y arrendatario.

De acuerdo a la nueva ley Si firmaste tu contrato después del 6 de junio de 2013 la duración mínima de tu contrato es de 3 años, pero existe la posibilidad de romperlo cuando ya hayan pasado 6 meses de haber adquirido esta vivienda. Si realizas el debido preaviso y esta cláusula no está en el contrato podrás retirarte sin pagar indemnización alguna.

En el caso de que no hayan transcurrido los 6 meses deberás cancelar equivalente a una mensualidad de la renta por cada mes que no estarás, ya que estas incurriendo en un incumplimiento de contrato y por lo tanto el casero está en todo el pleno derecho de exigir ese dinero.

Ley de arrendamiento

La Ley de Arrendamientos Urbanos es la encargada de regular estos temas y recientemente ha sufrido cambios importantes pues anteriormente el contrato solo se podría finalizar una vez se hubieran cumplido los 5 años estimados y mínimos que este podría durar.

Pero con la nueva actualización en 2014 este solo tiene una duración mínima de 3 años con la posibilidad, como se mencionó anteriormente, de abandonar una vez se hayan cumplido los 6 primeros meses en el inmueble

En el artículo 11 de esta ley se establece claramente que: quien alquila un inmueble puede cambiar de opinión, es decir, dejar de rentar el lugar, pero solo si han pasado seis meses del contrato. Ahora bien, no es como que avisas y la otra persona se va. Si el arrendatario quiere dejar de alquilar, debe notificar con 30 días de anticipación. Aun así, el procedimiento no culmina con la notificación, según lo que se haya estipulado en el contrato, el arrendatario podría tener que pagar algún tipo de indemnización al inquilino, esto por las molestias que se puedan causar. En casos más prácticos, el arrendador de más de un mes para darle la oportunidad al inquilino de conseguir otro lugar y organizar la mudanza.

Cómo debo comunicar la información

Para terminar el contrato es necesario realizarlo mediante una comunicación escrita, esto para dejar constancia a la parte interesada que se manifestó el deseo de culminar con este contrato en caso de que este no acepte lo que se le está planteando, además la ley estipula que se debe llevar a cabo este procedimiento por escrito.

Este debe ser el canal oficial que se utilice para la comunicación, por lo que no se debe usar una comunicación informal con este tema de gran importancia. En algunos casos es mejor enviarle un burofax con un acuse de recibo, porque así el correo guardará las pruebas necesarias.

Aspectos que tomar en cuenta

Al momento de entregar se debe preparar un documento de finalización de alquiler de piso para ser firmado por las dos partes cuando se haga entrega de las llaves. En este se deben especificar diversos datos como la identificación de cada uno de los individuos, los del piso o vivienda. También se debe indicar la fecha de inicio como parte de la evidencia de lo que allí sucedió.

La vivienda debe estar preparada en los diversos aspectos para su entrega entre los cuales se incluyen el pago al día de los servicios. Es recomendable que llames a la compañía y te hagan el monto estimado respecto a lo que has consumido hasta el momento y cancelarlo. Hay compañías de gas que son más baratas que otras, es bueno informarse antes.

Se debe dejar en óptimas condiciones de limpieza la vivienda por lo que es necesario que realices esta actividad para evitar inconvenientes y lo mismo sucede con la pintura ya que si hay detalles en este tema lo mejor es que hagas las reparaciones pertinentes.

Como se pudo evidenciar son numerosas las cosas que se deben hacer para salir de una vivienda, por lo que es necesario conocer a detalle todo este proceso, lo cual nos puede resultar beneficioso frente a los futuros trámites.

A través de esta página podrás seguir informándote.

Además, en este vídeo encontrarás más información: